El informe BUCLE

CONFIDENCIAL

 

21:30 horas del sábado 9 de enero de 2016 (o 1916). Oficinas del estadio Benito Villamarín.


  • Aquí tiene, señor presidente, el informe acerca del trabajo que me encargó.
  • ¿Sólo dos personas?

  • Sí, he analizado el asunto de manera metódica y exhaustiva y ya por fin he encontrado a los responsables.
  • ¿Está seguro, Eduardo? Asegúrese al cien por cien, que lleva usted investigando este asunto desde que acabó el derbi y la última vez que trabajó tanto tiempo seguido me trajo a fan fon fin kel.
  • Que sí, presi, hágame caso. En este informe se detallan los datos de los autores confesos de lo del himno y la cancela.
  • Pues no sabe el peso que me quita de encima, que estaba más angustiado que viendo al Infantino ese sacar la bolita del rival más fácil para el Sevilla. Usted más que nadie sabe lo desagradable que está siendo para mí llevar a cabo esta investigación, pero son ya muchas las tropelías que se están cometiendo en nombre del Real Betis Balompié y no podemos ensuciar la historia de un club con esta grandeza y esta masa social. Alguien tenía que hacer algo.
  • Eso está claro.
  • Bueno, con Van der Vaart también lo vio usted claro y según parece hasta el del ambigú de la ciudad deportiva entrena mejor que él.
  • Hombre, Rafael está teniendo problemas de adaptación.
  • ¿Problemas de adaptación? ¿Pero usted qué me ha traído a un futbolista o a un enchufe británico? No me cuente historias, Eduardo, haga el favor de coger un mapa y mire dónde está Chiclana y ya de paso investigue a ver si cada vez que pasa por el peaje le dan un cruasán mojao en leche, que se lo tengo que decir todo.
  • Su sobrepeso no se debe a eso, señor Ollero, mire el informe del Doctor Calero.
  • ¿Esguince de pulmón? ¿Antiquetitis aguda? No siga que me da la risa. ¿Y de Vargas qué me dice? ¿Tampoco tiene sobrepeso? ¿O ese también se está adaptando?
  • Bueno la realidad es…
  • No empecemos con los capotazos Eduardo y vaya al grano, que se le está poniendo a usted carita de El Fandi y como me descuide me pone hasta las banderillas.
  • La realidad es que yo he cumplido con mi trabajo de manera excelente. Me dijeron ustedes que era prioritario que N´Diaye no destacara por su peso y no me podrán negar que con esos dos fichajes lo he conseguido.
  • Pues visto así… Pero bueno no nos desviemos de lo realmente importante, veamos ese informe que usted ha preparado y peguemos carpetazo definitivo a este asunto. El Real Betis Balompié no puede permitirse que estos actos queden impunes ni un solo segundo más. Vamos con los responsables.

 

-Juan Jesús Alonso, alias “Juanini”.

-37 años.

-Encargado de iluminación y sonorización.

-DJ residente de la discoteca B4 de La Puebla de los Infantes.

-Le gustan las iguanas y los programas de subastas de trasteros.

 

  • ¿Desde cuándo tenemos un hombre encargado de tales tareas?
  • No sé, presi, creo que lo trajo Momparlet.
  • Uf, entiendo. Sigamos:

 

-Manuel García, alias “el Matarile”.

-53 años.

-Encargado de logística a pie de campo y vestuarios.

-Hombre que da vida a Palmerín.

-Fue doble de El Torete en Perros Callejeros 2.

 

  • Un momento, ¿me está diciendo que Palmerín es la persona que se encarga de todo lo que acontece en los banquillos y en el túnel de vestuarios?
  • La persona que hacía de Palmerín anteriormente se dio de baja por motivos personales y usted me dijo que trajera a alguien polivalente.
  • Claro, pero con alguien polivalente me refería a una persona que sea capaz de sostener a un niño en brazos en la foto de equipo y que brinque en la banda cuando Rubén Castro mete un gol, no que asuma responsabilidades mayores… Bueno, dígale al primero que suba.

TOC TOC

  • ¿Se puede?
  • Adelante, caballero. Siéntense.
  • ¿Dónde?
  • Eduardo, déjele su silla, por favor. Aproveche y haga alguna llamada para cerrar de una vez al delantero centro, que vaya el veranito que me ha dado entre Osvaldo, el otro y el de la moto. No recordaba que me hicieran tanto la cobra desde que fui a Pachá en el viaje de fin de curso a Mallorca.
  • Sí señor, confíe en mí. Hasta luego.
  • Confíe en mí, dice. Y se va sin cerrar la puerta, como para cerrar a un delantero… Hágame el favor, Juan Jesús, cierre usted. Lo que tiene uno que aguantar.
  • No me llame Juan Jesús, cohone, que eso suena mu serio. Yo soy er Juanini.
  • Bueno, mire usted, a mí Juanini me suena a álbum de estampitas de fútbol, pero si quiere que le llame así no se hable más. Bien, Juanini, no sé si le habrán puesto al tanto de por qué está usted aquí ahora mismo, pero por si acaso yo se lo explico. Dígame ¿Es usted la persona encargada de encender y apagar los focos así como de hacer lo propio con la megafonía del estadio?
  • Aro, botonsito parriba pal fogonaso de lú y botonsito pabajo pa poné el estadio en modo “venga termina de barré que nos vamo ya pa casa”. También botonsito parriba pa que suene el chunta chunta y botonsito pabajo pa apagá la música. Vamo, que mi trabajo son los botonsito que suben y bajan, suben y bajan.
  • Parece un ascensor.
  • Aro pero de un piso na má, jaja.
  • Bien, Juanini, y dígame, ¿fue usted la persona que puso nuestro himno en bucle en los dos últimos derbis en nuestro estadio?
  • Pos claro, ¿quién va a sé, cohone? Pero no los puse en el bucle ese, los puse en el radiocasete que hay en el cuartito de megafonía.
  • ¿Y fue usted quien tomó la decisión de ponerlo de forma continuada y a un volumen excesivo?
  • Aro, er mismo. Vaya como lo bordé, si es que cuando el Juanini está inspirao… Me darán ustedes la medalla de oro y brillantes de mi beti por lo menos, ¿no? O, manquesea, un saque de honor el día después del próximo ascenso. Vamo, yo creo que me lo he ganao con creces.
  • Ah, ¿pero le parece que obró de manera adecuada? ¿Cree que con su acto defendió la imagen del Real Betis Balompié?
  • Ahora soy yo er que va a preguntá, ome. Usté vino al euroderbi en el que los palanganas nos remontaron y eliminaron ¿no?
  • Pues claro, está usted hablando con un bético de pro, ¿cómo no iba a acudir a ese partido?
  • ¿Pero a que na más que pitó el álbitro se fue pa su casa?
  • Sí, claro, no vi ninguna razón para quedarme en el estadio a la finalización del partido.
  • Po yo me lo jamé aquí, ¿sabe usté? Tó los palanganas saltando y gritando como si no hubiera un mañana. Pero vamos, que usté se pone mu bien puesto, pero a mí no me la da, que si es bético de nasimiento como yo, se le tuvieron que revolver las tripas escuchándolo desde su casa, eso es fijo.
  • ¿Escucharlos desde mi casa? No diga tonterías, Juanini, haga usted el favor.
  • ¿Qué no lo escuchó? Venga ya ome, si me llamó mi cuñao que vive en Sevilla Este, emberrinchinao perdío, porque los cánticos de los sioputas esos se escuchaban hasta allí, y eso que tiene doble climalí en las ventanas. En nuestro propio estadio, cago en mi estampa. Y aluego todos los videos corgaos en el yutube. ¿Usté cree que hay deresho a eso?
  • Hombre, es cierto que escuece, pero es fútbol. Perdimos y ya está.
  • Ji, aro, perdimo y yastá. Que cantaron hasta el “probe probe palangana”, ome por favó…
  • Ahí tiene razón, la verdad es que adueñarse de ese cántico a modo de burla es inconcebible.
  • ¿Y el “virdiblanco er que no bote” qué? En nuestro estadio, en nuestra propia casa. Yo es que me acuerdo y…
  • Hombre, Juanini, visto así…
  • Que hasta el de Carlos y Jose, el de los perritos calientes de las discotecas, que es bético desde shiquetito, me dijo que ya había serrao er puesto y todavía estaban cantando su himno los palanganas.
  • Uf, la verdad es que con esos argumentos de peso no puedo decirle nada, si acaso felicitarlo por su buen hacer en pro de nuestra entidad. Una cosa más, Juanini, ¿a cuántos decibelios puso el himno en bucle?
  • A tó lo que dá.
  • Pues pocos son. Ahora mismo voy a hablar con Eduardo para que peine el mercado de minicadenas a ver si ficha alguna de doble pletina para poder poner el himno en bucle a doble casete. Que suene bien fuerte. ¿Qué le parece?
  • Si la habiera de tres pletina…
  • Y si no la hay, la inventamos. Esta directiva velará siempre por defender los intereses de nuestro club y como es costumbre, delegamos en los magníficos profesionales que trabajan por y para la institución. Por tanto, tendremos en cuenta sus sugerencias para ponerlas en marcha en la mayor brevedad posible.
  • Pues ya está tardando, no hace falta que le recuerde que saltaron hasta los jugadores al césped pa cantá con su gente.
  • De eso mismo quiero hablar ahora con Manuel García. Ya puede marcharse. Y si ve a Manuel dígale que entre, por favor.
  • Enga, nos vemo.

 

TOC TOC

  • Pase, pase.
  • Muy buenas.
  • Manuel García, ¿verdad?
  • El Matarile, pa servirle a usted y a Su Majestad el Real Betis Balompié.
  • ¿Y ese apodo de qué viene?
  • Porque tol mundo me pregunta que dónde están las llaves, jajajaja.
  • Vaya, hombre. Pues no se tome tan a broma su trabajo que le he citado aquí precisamente para aclarar un tema relacionado con su labor en el club. A todo esto, ¿me puede decir cuál es su labor exactamente?
  • Pues lo que viene siendo meterse dentro del traje de Palmerín, salir al campo de la mano de varios chavales, hacerme fotos con ellos y dar saltitos cuando algún delantero del Betis se equivoca y mete un gol. Lo que pasa es que últimamente salto menos que Dueñas pa coger un rebote.
  • Hasta ahí todo correcto, pero ¿también se encarga de la logística en el área técnica de banquillos y el túnel de vestuario?
  • Bueno, si usted quiere llamarlo así… Yo lo que hago es coger el manojo de llaves que está colgado del cuartito de la limpieza y abrir los vestuarios, la habitación de los árbitros y la cancela del túnel.
  • ¡Ajá! Ahí quería yo llegar. Entiendo por tanto que fue usted quien cerró la cancela del túnel de vestuarios que da acceso al terreno de juego.
  • Claro, todo el mundo sabe que el tema de las llaves es del Matarile, ahí manda el menda.
  • Dígame, ¿le parece que actuó conforme al código deportivo y ético en aras de la buena imagen del Real Betis Balompié?
  • Me he perdío.
  • Que si cree que hizo bien cerrando a cal y canto la cancela impidiendo así acceder al terreno de juego a los jugadores del equipo visitante tras el pasado derbi de Copa.
  • ¿Y qué quería que hiciera? ¿Que les dejara salir de nuevo? ¿Como en el euroderbi?
  • Bueno, es lo normal, ¿no?
  • ¿Lo normal? En el derbi de Uefa se pusieron a cantar y a botar ahí con los palanganas de la grada. Todo eso después de cargarse el pladur del techo de los vestuarios.
  • Hombre, eso no estuvo bonito. La reparación nos costó un ojo de la cara, para que usted se haga una idea, como tres o cuatro Cedricks.
  • Mire, si le digo la verdad, a mí lo del pladur es lo que menos me importa, pero lo de los videos de los jugadores en el césped… Que mis niños desde entonces se despiertan todas las noches con pesadillas y cuando me acerco a verlos me dicen con los ojos llenos de lágrimas “Papá, ¿por qué no echaste la cansela?”.
  • Ojú. No me diga esas cosas Matarile, que se me cae el alma al suelo.
  • Y lo peor no es eso, que después viene la carga de los vecinos palanganas, que cuando me ven saliendo del portal se ponen a cantarme por Víctor Manuel y Ana Belén:

POM POM

¿Quién es?

Los de rojo otra vez

¡Cierra la muralla!

  • Eso debe ser durísimo.
  • Lo entiende usted ahora, ¿verdad?
  • Por supuesto, claro que lo entiendo. Es más, creo que lo conveniente sería que, para el próximo derbi en nuestro estadio, dejara usted la cancela cerrada desde el principio del partido para que así no puedan salir ni a jugar.
  • No me tiente, no me tiente…
  • Perdón, perdón. Tiene usted razón, Matarile, que me hierve la sangre de pensar en el calvario que debe estar usted pasando. Ahora mismito le voy a decir a Eduardo que peine el mercado del menaje del hogar a ver si nos ficha una cancela robusta, de doble cerradura. ¿Qué le parece?
  • Si la hubiera de tres…
  • Y si no la hay, la inventamos. Le comunico que tendremos en cuenta sus sugerencias en el ámbito de seguridad. Muchas gracias por todo. Si al salir ve a Eduardo, dígale que entre. Un placer, Matarile.
  • Venga, ya cierro yo.
  • No, no. Déjese de cerrar, que yo adoro mi trabajo pero me gusta dormir en casa.

 

POM POM

  • ¿Me llamaba usted, presidente?
  • Pase, Eduardo. Me congratula comunicarle que hemos solucionado este espinoso asunto. Por fin se ha restituido el honor y la dignidad del Real Betis Balompié y su nombre vuelve a resonar con fuerza y a ser el faro que ilumina a la muy noble, muy leal, invicta y verdiblanca Ciudad del Betis.
  • Me alegra saber que el Informe Bucle, en el que tan duro he trabajado y en el que había depositadas tantas expectativas, ha servido para arreglar la situación.
  • Por supuesto. La parcela institucional se va a enderezar. Eso sí, la deportiva tiene que tirar para arriba como sea.
  • Bueno, presidente, desde mi llegada los resultados no pueden calificarse sino como excelentes. Recuerde de dónde venimos y mire donde estamos, ahí al ladito del mismísimo Valencia. Me encargaron mantener al equipo y lo tengo peleando con el equipo de mi tierra.
  • ¡¡¡PUES A VER CUANDO PELEAMOS CON EL DE LA MÍA, ME CAGO EN MI PUTA VIDA!!!
  • Juanini, haga usted el favor de quitar la oreja de la puerta, por el amor de Dios, que esto es una conversación privada. Eduardo, el señor Juanini tiene razón, que no ganemos títulos tiene un pase, pero lo de los derbis empieza a bordear lo indigno.
  • Juan Carlos, míreme a los ojos que yo no le engaño. Eso es culpa de Pepe, que no está haciendo bien su labor. Yo creo que el tema del yerno lo tiene despistado, por lo que he preparado otro exhaustivo informe aconsejando su destitución inmediata.
  • ¿Cesar a Mel? ¿Me está usted hablando en serio?
  • Por supuesto, es del todo incomprensible que no saque más rendimiento a esta plantilla con los fichajes de calidad que le he traído y que no compita con un club, al que creo no hace falta nombrar, que va de despilfarro en despilfarro. ¿Ha visto usted lo que se han gastado en N´Zonzi? Pues es suplente. ¿Y en Immobile? La mitad de los días ni convocado y ya lo quieren largar. De Kakuta mejor ni hablo, ése no es capaz de marcar un gol ni equivocándose. Nada que ver con nuestra exitosa política de fichajes, creo que no hace falta que le vuelva a recordar lo que hemos conseguido con N´Diaye…
  • Pues me pone usted en un brete.
  • Buen mosto hay ahí, sí señor.
  • Déjese de mosto que no tengo yo el cuerpo para fiestas. A ver cómo lo hacemos, porque Pepe es historia importante en este club.
  • No se preocupe que ya he diseñado el procedimiento. Mañana convocamos consejo a primera hora de la tarde y una vez llegue el filial de Mérida, sobre las 22 horas, anunciamos en rueda de prensa la destitución de Pepe y el nombramiento de Merino.
  • Po atríncame el pepino.
  • Pero presidente.
  • Perdone Eduardo, pero no me he podido resistir. Yo soy un hombre serio, pero es que me la ha puesto botando, vamos que ahí no perdona ni Jorge Molina. Bueno, no nos desviemos, me dejaré llevar por su criterio, Pepe será destituido. Eso sí, asegúrese por todos los medios de que él sea el primero en enterarse. Por lo más sagrado, que no se vaya a filtrar nada a la prensa.
  • Por supuesto presidente, este asunto se tratará con la seriedad y la profesionalidad que caracteriza al cuarto mejor club de España.
  • Muchas gracias, Eduardo. Qué tranquilidad da saber que el Betis sigue en buenas manos…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s