A MI SEÑAL, IRA Y FUEGO

SFC

Lo que hacemos en la vida, tiene su eco en la eternidad

Máximo Décimo Meridio


Otra vez te has levantado con ese extraño sentimiento. Lo has sentido antes y, aún así, sigues sin poder explicarlo. ¿Qué te pasa? ¿Por qué ese nudo en el estómago? ¿De dónde viene esa falsa impresión de estar tan activo en lo que haces cuando tu cabeza está en otro sitio? No ha pasado nada raro, ¿a qué viene ese vértigo, esa sensación de miedo?

Con las prisas se te ha olvidado coger la toalla al meterte en la ducha. Sales del baño mojado y cruzas el pasillo hasta el armario de la habitación en el que guardas las toallas dejando todo hecho un Cristo y maldiciendo por lo bajini, que tampoco es cuestión de despertar a medio bloque. Al menos tienes la tranquilidad de que hoy tu señora no te dirá nada cuando vuelvas a casa del trabajo. Ella lo sabe, te entiende. La tostada se te ha quemado, qué más da, tampoco está el estómago para muchas fiestas. Le untas un poco de mantequilla, le das un bocado casi con desprecio y la dejas en el plato. Te tomas el café hirviendo a pesar de ir bien de tiempo y a currar, que el jefe no entiende de barcos. Sales a la calle y tras una pausa de 5-10 segundos divisas el coche, que no estaba donde jurarías haberlo dejado la noche anterior. Pareces despistado, ido, no estás a lo que se supone debes estar. Pero no culpas a nadie, empiezas a tomar conciencia y sabes que no es que el mundo esté hoy contra ti, es que hoy tú pasas del mundo.

A medida que el reloj avanza la cosa va a más. Es una sensación desconcertante, por momentos angustiosa. Quieres que pase el tiempo, pero temes que llegue la hora. Andas inquieto, nervioso, irascible, contestando mal aun a sabiendas de que el otro no lo merece… Vamos, que no te aguanta ni tu puta madre. El día transcurre más mal que bien, con alguna que otra bronca bien recibida, discusiones provocadas y unas ganas inmensas de mandar a todo el mundo a tomar por culo. Hoy “no estás pa nadie”, o al menos eso creías hasta ahora.

De repente te cruzas con alguien. No recuerdas haberlo visto antes, él tampoco a ti, ni siquiera te suena su cara. Sin embargo, los dos sabéis que os conocéis. Esa mirada grabada con fuego es inconfundible. Ese aroma a depredador que huele sangre os delata. Ese es de los tuyos. Dejas de sentirte raro, incomprendido… Sí, efectivamente has dado con otro loco de la cabeza. La angustia desaparece, el miedo ya es historia. Os miráis y vuestras leves sonrisas son la prueba de que ambos habéis tomado conciencia plena de la situación. Tomas aire con fuerza, lo sueltas lentamente y tu cuerpo alcanza la paz previa a cada gran batalla. Tranquilo hermano, estamos preparados para alcanzar la GLORIA, susurran vuestras miradas.

maxhuele

Quedan pocas horas para el partido. Las sensaciones con las que amaneciste han cambiado, aunque la espera sigue haciéndose eterna. Marchas para el Estadio, seguro que rodeado de los tuyos la cosa será mucho más llevadera. Por el camino no paras de cavilar en silencio. El nudo del estómago ha dejado paso a esa inevitable montaña rusa que se instala en los instantes previos a los días grandes. Tu cabeza es un continuo devenir de subidas y bajadas, pasando sin respiro del “esta vez palmamos, ya toca” al “nos comemos al que nos pongan por delante”, del “son italianos y esos cabrones se las saben todas” al “esto es Sevilla y aquí hay que mamar”, del “illo que tienen a Mario Gómez” al “un carajo pal alemán ese, hoy se sale mi Kevin”…

Y entonces llegas y

LO VES…

mosaico

LA VES…

copauefa

LOS VES…

previa

Y vuelves a recordar que llevas unas cuantas como ésta en lo alto, que al CAMPEÓN no se le vence, hay que matarlo, y sobre todo y por encima de cualquier otra cosa, que deseas seguir ganándote en vida un más que merecido hueco en la ETERNIDAD.

A MI SEÑAL, IRA Y FUEGO.

fuegoira

Anuncios

7 comentarios en “A MI SEÑAL, IRA Y FUEGO

  1. Que pena que las lagrimas y los pelos de punta no puedan dar su opinión, pues de mi boca tan sólo se apresura a salir un cálido aliento para el equipo más grande del mundo, para el que a convertido este juego del fútbol en una pasión desatada y en un sentimiento desorbitado. Vamos mi Sevilla, vamos CAMPEÓN.

    Le gusta a 1 persona

  2. Cuando los grandes del P9 se convierten en Cracks, solo queda leer y leer y leer, y estar agradecido por darte la oportunidad de gozar en el que fue y siempre será su SITIO en el corazón de NERVION. Y leyendo no queda otra que empujar a nuestros gladiadores hasta la victoria, porque como un sabio dijo un día, el fútbol y nuestro Sevilla nos son otra cosa que GANAR, Y GANAR, Y GANAR…

    Gracias hermano por compartir TU PASIÓN.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s